Estudio de alergias con dermatitis atópica | BIODERMA

Allez au contenu Allez à la navigation

¿Es necesario un estudio de alergias en casos de dermatitis atópica?

Michèle Sayag
Alergóloga
Dra. Michèle Sayag Francia

En los pacientes con dermatitis atópica (DA) no es necesario un estudio de alergias; tampoco resulta útil para diagnosticar la enfermedad o para tratar al paciente de manera eficaz. Sin embargo, puede ser necesario en determinadas circunstancias, por ejemplo, cuando existe la posibilidad de que los factores alérgicos estén agravando el eczema”. La doctora Sayag nos resume las distintas pruebas y cuándo efectuarlas.

En los pacientes con dermatitis atópica no es necesario un estudio de alergias.

¿Cuáles son las diferentes pruebas de alergias?

Pueden llevarse a cabo cuatro tipos de pruebas dependiendo de la situación.
A continuación, la doctora Sayag explica los procedimientos y objetivos de cada una de ellas. 
 

1. Punción en la piel: se aplica una gota de alérgeno en el antebrazo y luego se utiliza una aguja para pinchar la piel y hacer que dicho alérgeno penetre. Esta prueba explora la reacción alérgica inmediata: los resultados son visibles 15 o 20 minutos después. Un bulto rojo (habón) indica un resultado positivo. Los alérgenos que se analizan son transportados por el aire (presentes en la atmósfera:  ácaros, pelo animal, polen, moho) o alimentos (leche de vaca, clara de huevo, cacahuetes, avellanas, pescado, frutas con hueso…).

2. Medir las inmunoglobinas E (IgE) en sangre. Son anticuerpos específicos que se desarrollan en respuesta a ciertas alergias respiratorias y alimentarias.

3. Las pruebas de provocación con alimentos, realizadas únicamente en el hospital (por motivos de seguridad), consisten en administrar dosis cada vez más altas de un alimento del cual se sospecha que provoca una reacción alérgica. Es la única manera de determinar con certeza la autenticidad de una alergia alimentaria. 

4. Las pruebas epicutáneas se realizan cuando se sospecha de una alergia de contacto. Esas pruebas exploran una reacción alérgica tardía. La Serie Estándar Europea, definida por el Grupo Internacional de Dermatitis de Contacto (ICDRG), es la primera que se lleva a cabo: unos 30 alérgenos que suelen ser los responsables de las alergias de contacto (metales como el níquel, perfumes, preservativos, medicamentos, ingredientes cosméticos como el bálsamo del Perú o la lanolina…), seguida de pruebas específicas si es necesario. Se llevan a cabo bajo oclusión durante 48 a 72 horas. Si aparece un pequeño eczema, el resultado es positivo y se confirma después de 48 a 72 horas. En un estudio reciente (2018), los alérgenos más frecuentes en niños atópicos eran el níquel, la metilcloroisotiazolinona y la cocamidopropil betaína. Perforar las orejas a una niña atópica puede ser la causa de la alergia al níquel.

Tal como señala la doctora Sayag, los resultados de las pruebas deben interpretarse con cautela. “Un resultado positivo indica sensibilidad a un alérgeno, pero no se corresponde necesariamente con una verdadera alergia. Siempre debe valorarse la relevancia clínica de un resultado positivo. Cuando es relevante, cabe esperar una mejora en el estado de la piel evitando el alérgeno. Sin embargo, el grado de mejoría varía en función de los síntomas clínicos y el tipo de alérgeno”

Un resultado positivo indica sensibilidad a un alérgeno, pero no se corresponde necesariamente con una verdadera alergia

¿En qué casos se recomienda un estudio de alergias?

No es necesario llevar a cabo una valoración de alergias a todos los niños atópicos, confirma la doctora Sayag.
A continuación detalla las tres situaciones en las que tiene sentido realizar las pruebas. 
 

1. Cuando el eczema atópico no mejora o empeora pese a haberlo tratado adecuadamente con un antiinflamatorio local adaptado.

2. Cuando el niño con eczema atópico no se desarrolla adecuadamente (curva de índice de masa corporal discontinua o retardada) 

3. Cuando el eczema también va acompañado de:

  • síntomas que denotan una alergia alimentaria (alimentos consumidos o contacto con la piel)
  • síntomas respiratorios (asma, rinitis) o digestivos (vómitos, diarrea)
  • síntomas que denotan una alergia de contacto (en localizaciones específicas: labios, manos, pies, cara)

RECUERDA:

  • No hay necesidad de un estudio sistemático de alergias con dermatitis atópica. Solo se requiere en ciertos casos. 
  • Un estudio de alergias completo puede incluir cuatro tipos de pruebas. 
  • Un resultado positivo puede demostrar sensibilidad a un alérgeno sin que sea necesariamente una alergia.

Referencias

Consensus Conference – Caring for atopic dermatitis in a child.  Ann Dermatol Venereol 2005, 132: 82-91
F. RANCÉ, What is the utility in complementary exams to diagnose and care for atopic dermatitis? mt pédiatrie 2007, 10: 69-80
J. ROBERT, Living better with allergies in children. Odile Jacob, 2012
OZCEKER D, HASALK F, DILEK F, SIPAHI S, YUCEL E, GULER N, TAMAY Z, Contact sensitization in children with atopic dermatitis. Allergol Immunopathol 2018 Sep 4: S0301-0546(18)30100-9

Artículos complementarios

La actitud correcta cuando se cuida de un niño con dermatitis atópica Descubrir
Actitud ante dermatitis atópica
Descubre los consejos de nuestros expertos Descubrir
Consejos expertos atopia