Dermatitis atópica en adultos

Los niños son los que más sufren este tipo de eccema, aunque no son los únicos. Se estima que, en países industrializados, alrededor del 10% de los adultos también lo padecen. Algunos han tenido que lidiar con ello durante toda su infancia y adolescencia, en cambio, para otros, aparece por primera vez cuando son adultos. Es una enfermedad que puede manifestarse a cualquier edad. Inicialmente, es causada por una piel demasiado  porosa, debido a factores genéticos. Las personas con eccema suelen tener la piel muy seca y, por este motivo, no cumplen con su función de bloquear los irritantes externos. 

Para saber más sobre el eccema en la infancia, descubre nuestro artículo aquí: Eccema en niños

 

“Nací con dermatitis atópica. Y desde entonces, nunca ha desaparecido”

Elisa, 26 años

“En mi familia, somos muchos los que padecemos eccema atópico. Dado que es un problema de origen genético. A mí me apareció a las pocas semanas de nacer. Nunca he conocido la vida de otra manera”. 

Aurélie, 26 años 

“Soy la única en mi familia que sufre de eccema atópico. Empecé con pequeños brotes cuando era muy pequeña. De hecho, mis primeros recuerdos son de cuando tenía 6 o 7 años”.

Jules, 22 años

 

Es bueno saber que...

 

  • El eccema atópico funciona por ciclos con brotes y períodos de calma. Las personas con piel atópica tienen una predisposición genética que hace que su piel sea más porosa, dejando así, que los alérgenos penetren en la piel. Un brote de eccema puede ser provocado por todo tipo de factores desencadenantes o agravantes: productos cosméticos mal elegidos, dieta, estrés, resfriado, polen, contaminación, ropa con tacto áspero...
  • En adultos, las manchas rojas de eccema se encuentran principalmente en la cara (párpados, orejas, cuello…), así como también en manos y brazos, piernas y estómago. 
  • Las manchas rojas pueden provocar fuertes picores que afectan negativamente a la calidad del sueño y de las relaciones sociales con la familia, amigos y compañeros de trabajo.

“En general, mis manchas son rojizas llegando, incluso, a agrietar mi piel hasta supurar. Las suelo tener en las manos, en la parte posterior de las rodillas y en el interior de mis codos, en los talones, tobillos y en la parte frontal de mis pies”.

Elisa, 26 años

"Los brotes de eccema pueden ser cortos, de unas pocas semanas, o largos, con una duración de hasta cinco meses. Dependerá de muchos factores. Aparecen manchas rojas por todo mi cuerpo: en la cara, brazos y piernas, la piel está muy seca y el picor es muy intenso".

Aurélie, 26 años

“Mi eccema atópico no es demasiado grave. Aparece y desaparece. Tengo manchas rojas, principalmente en los pliegues de los codos y rodillas, y en el cuello, que es donde más intenso es el picor”. 

Jules, 22 años

 

  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    Los adultos se avergüenzan menos de su piel en comparación con los adolescentes: Son conscientes de su problema. Algunas dificultades padecidas en el pasado pueden haber dejado "cicatrices", por lo que aún puede ser importante enseñarles cómo funciona su piel e informarles sobre cómo llevar un estilo de vida saludable.

     

     

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.
  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    La piel atópica puede aparecer a cualquier edad. Las disfunciones de la piel suelen estar desde el principio, pero existe una gran variedad en la epigenética. Alrededor de 100 genes están involucrados en la causa del eccema atópico. Depende, en gran parte, del factor desencadenante.

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

Si padeces eccema atópico, la situación actual debido a la Covid-19 probablemente no te haya puesto las cosas más fáciles. Lavarse las manos repetidamente y desinfectarlas con gel hidroalcohólico no es el mejor remedio para una barrera cutánea que ya, por naturaleza, es frágil. Las medidas de higiene obligatorias resecan aún más la piel atópica y pueden provocar dolor y picor en las manos. 

 

Eczema and hygiene

¿Qué soluciones existen para curar el eccema?

Los adultos, a menudo, prueban todo tipo de métodos para intentar curar definitivamente su eccema atópico, desde los más novedosos hasta los más caseros. Aunque el único tratamiento realmente eficaz durante los brotes es la aplicación de corticosteroides tópicos recetados por un médico. Al mismo tiempo, la piel debe cuidarse a diario con productos dermocosméticos específicos para pieles atópicas, incluido el tándem que forman el aceite de ducha y el bálsamo emoliente.

“He visitado a tantos doctores, dermatólogos y alergólogos diferentes… Incluso he probado con una bruja, un hipnotizador… Me he echado miles de cosas en las manos con la esperanza de que las manchas desaparezcan, incluso leche. Lo he probado todo. Pero la única cosa que realmente hace que se esfumen mis manchas es seguir una rutina facial diaria que se adapte a las necesidades de mi piel, empezando por una buena higiene. Si voy a cualquier sitio, llevo siempre conmigo todos los productos para mi piel. Aunque sea solo por un fin de semana. Lo mismo con mis corticosteroides tópicos”. 

Elisa, 26 años

 

  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    No existe un tratamiento milagro. Los pacientes deben hacerse cargo de su enfermedad. Eso significa que necesitan entender su piel para poder comprender realmente por qué un producto o tratamiento específico es eficaz. Esta es la mejor manera de que los pacientes sigan correctamente el tratamiento recomendado y, finalmente, consigan controlar su eccema, evitando así, que se apodere de su calidad de vida.

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.
  • Joël Pacoret - Psychologist
    Joël Pacoret, Psychologist.

    ¿Técnicas complementarias? Claro, ¿por qué no? Es importante reconocer las creencias de cada uno. No obstante, deben ser siempre adicionales a los tratamientos médicos.

    Joël Pacoret, Psychologist.

Es bueno saber que...

Descubrir las causas de tu eccema atópico a veces puede convertirse en una odisea. Puesto que todos reaccionan de diferente manera a los factores desencadenantes y agravantes. Alimentos fríos o calientes, dulces, telas, productos de cosmética… Préstales atención y fíjate en cómo reacciona tu piel (no te obsesiones con ello, simplemente observa cómo evoluciona tu eccema).

“Hay tantos factores que, durante nuestra vida diaria, pueden causar los brotes de manchas: jabones y detergentes específicos, estrés, polvo, polen, calor, frío... También creo que la contaminación juega un papel importante. De hecho, mi eccema atópico empezó a aparecer en mi cara cuando me mudé al centro de la ciudad hace seis años”. 

Aurélie, 26 años

“Soy una persona bastante tranquila, en general, así que no creo que el estrés sea un factor perjudicial para mi piel. Sin embargo, trato de buscar los motivos en el polen, el polvo, los ácaros del polvo… Son factores que, a menudo, desencadenan un brote. La dureza del agua también puede ser otra razón”. 

Jules, 22 años

Psychological impact of adults with eczema

El 82% de los pacientes piensa que el eccema atópico está relacionado con el estrés. Es cierto que puede ser un factor agravante, pero no es la causa inicial. El eccema no es una enfermedad psicosomática aunque afecte al estado psicológico de una persona. Entre el picor que, rápidamente, puede convertirse en una obsesión por las constantes sensaciones incómodas y el miedo a cómo te ven los demás, el eccema atópico puede afectar totalmente a tu estado de ánimo. La piel y el tacto son parte esencial de nuestras relaciones sociales. Tener manchas rojas puede hacer que ciertas personas que no tienen dermatitis atópica se sientan aprensivas. A otros les puede preocupar que sea contagioso o un indicio de mala higiene. Ideas y prejuicios como este pueden afectar tanto a la vida profesional como a la personal.

 

2 Les Français et l’eczéma - IFOP Sanofi Genzyme - noviembre de 2019

"Nadie entiende realmente cómo se vive. La gente, a menudo, no sabe realmente qué decir para hacerte sentir mejor".

Elisa, 26 años

"Debido a mi piel atópica, me siento un poco avergonzada. Todo el mundo puede notarlo. No me siento tan segura, tan atractiva como podría... Siempre que alguien me habla de eso, respondo: "Sí, lo sé". Puede parecer que no me molesta, pero realmente sí. Es mi forma de terminar con ese tema de conversación. A nadie le gusta hablar de un tema que le molesta, especialmente con alguien que no sabe nada al respecto".

Aurélie, 26 años

1. Pérdida de la autoconfianza

En ocasiones, las personas que sufren de eccema pueden ser más reservadas debido a la falta de autoestima. Físicamente, con frecuencia, tratan de camuflar todas las partes del cuerpo que padecen eccema. Psicológicamente, también pueden tener dificultades para hacerse valer en su papel en el trabajo, incluso cuando tienen las habilidades. Además, hay que sumarle el impacto de los comentarios desagradables por parte de personas que no saben nada sobre el eccema atópico.

Atopic dermatitis on the body

"Mis manos me generan complejo porque la gente puede ver mi eccema y me da vergüenza. Directamente, evito enseñarlas. Cuando tengo que mostrar algo con el dedo, siempre uso un bolígrafo. Además utilizo esmalte y anillos para camuflarme un poco. En invierno, trato de usar guantes. ¡Y por supuesto, me encanta trabajar desde casa!"

Elisa, 26 años

"¿Lo primero que hago por la mañana? Me miro al espejo. El eccema genera complejo. No te sientes tan cómoda con tu cuerpo: la piel está tirante, pica y se descama. No es femenino. Siempre noto como otras personas me miran diferente por culpa de la apariencia de mi piel. Muchas veces me pregunto qué estarán pensando”. 

Aurélie, 26 años

  • Joël Pacoret - Psychologist
    Joël Pacoret, Psychologist.

    Cualquier paciente adulto es mucho más que su eccema atópico. Es importante recordarles  que tienen muchas otras cualidades y habilidades valiosas, y talento para realizar las actividades que disfrutan. Puede ser necesaria la ayuda psicológica de un profesional. No hay que dudar nunca en contactar con un especialista.

    Joël Pacoret, Psychologist.

2. Estrés

Los problemas para dormir que están relacionados con el picor provocan fatiga crónica, lo que hace que las personas que sufren de eccema atópico sean menos tolerantes al estrés diario. Esto puede desencadenar un círculo vicioso: estrés profesional, brote de eccema, estrés por las manchas rojas, etc. 

"El picor afecta a mi calidad del sueño. Duermo mal porque tengo miedo de rascarme y despertarme con la piel seca. Y cuando duermo, me despierto porque necesito rascarme. Es una especie de bucle. Sin embargo, cuando mi piel está bien, duermo genial".

Aurélie, 26 años

“Cuando mi eccema reaparece, el picor intenso me despierta por las noches. A veces me he rascado hasta el punto de hacerme sangre”

Jules, 22 años

3. Estrategias de evitación

En casos severos, algunos pacientes optan por cambiar de trabajo, o incluso cambiar a turno de noche para evitar que la gente los vea rascarse. 

  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    Hay dos cosas importantes aquí. La primera, el objetivo de un tratamiento es permitir que el paciente vuelva a hacer vida normal. El deber de los profesionales sanitarios es ayudar a los pacientes de esta forma. La segunda, los pacientes no deben dudar en hablar en el trabajo sobre su enfermedad, síntomas y cualquier posible impacto que pueda tener, al mismo tiempo que se tranquilizan acerca de la calidad de su trabajo. Este tipo de actitudes requiere valentía, además de haber aceptado la enfermedad y ser abiertos al respecto

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

No dudes en hablar de tu enfermedad.  Tómate un momento con tu jefe o tus compañeros y habla libremente sobre tu eccema.

Si tu entorno de trabajo no está adaptado, lo mejor es que contactes con un terapeuta ocupacional. Te podrá ayudar a establecer unas condiciones de trabajo óptimas para que puedas desarrollar cómodamente tu trabajo. 

"Para aquellos pacientes que han decidido hacer una reconversión profesional, es muy importante apoyar y valorar este cambio. La forma en que otras personas los miran les puede resultar demasiado estresante. Si esta es una solución que los ayuda a vivir mejor y más plenamente en su día a día, y los hace sentir más cómodos, hay que apoyar y respetar esa decisión”.

Joël Pacoret, psicólogo (Francia)

Atopic dermatitis on the back

1. Problemas de autoestima

El eccema atópico es una enfermedad cutánea visible con la que pocas personas están realmente familiarizadas. Cuando la gente ve manchas rojas gruesas y descamadas, pueden confundirlas con un problema de higiene o temer que sean contagiosas. Algunas personas con eccema lo aceptan sin problemas y han aprendido a vivir con ello. Otras, en cambio, pueden sentir vergüenza de su piel. Dejan volar su imaginación para encontrar las mejores formas de ocultar su eccema, convirtiéndose en un verdadero complejo y obsesión.

"Cuando era pequeña, me solían decir que tenía manos de bruja porque lucían arrugadas. Yo las intentaba esconder. Creo que fue a raíz de ese comentario, el cual me dolió mucho, que ahora oculto mis manos siempre que puedo. Por eso, cuando me preguntan: “¿Qué les pasa a tus manos?" Me río y explico que es un eccema. ¡Así es la vida!"

Elisa, 26 años

"Cuando eres pequeña, te das la mano con tus amigas y esperas con ellas en la fila del colegio. En cambio, mis compañeras de clase nunca quisieron darme la mano porque siempre las tenía muy secas. Creo que pensaban que tenía las manos sucias. ¡Incluso mis profesores lo comentaban! ¡Estate quieta! ¡Estás roja! Deja de rascarte". Comentarios como esos te marcan, especialmente cuando eres niña".

Aurélie, 26 años

  • Para casi el 70% de los pacientes1, el eccema atópico tiene un impacto negativo en su estado de ánimo y en la confianza en sí mismos.
  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    Los adultos con piel atópica suelen ser más sensibles a cómo los ven los demás. La meditación, el yoga y las técnicas centradas en el bienestar pueden ser realmente útiles.  Hacen posible que vean que no son lo que otros dicen o perciben de ellos. 

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

2. Relaciones sociales

Sentirse incómodos con ellos mismos y con su piel significa que algunos adultos a veces pueden verse profundamente afectados. Pueden excluirse a propósito de ciertas actividades o relaciones, por miedo a mostrar su piel o su dolor. Sin embargo, en general, la mayoría de los adultos con piel atópica desarrollan resiliencia y fuerza que les ayudan a mantener el sentido de la proporción.

  • El 52% de las personas con eccema2 opta por no participar en actividades sociales, el 37% evita tomar el sol y bañarse en agua salada y el 33% prefiere no dormir con su pareja sexual.  

"Durante las vacaciones de verano del año pasado tuve un gran brote. Tenía eccema en las manos, la piel agrietada y con pus por todas partes. No podía hacer nada porque me dolía tan solo tocar algo. Me sentía horrible. Pero di un paso atrás, me dije a mí misma que seguiría mi tratamiento y que todo mejoraría en unos días. Y después de terminarlo, es verdad, no era serio y fue algo pasajero".

"Debido al brote, no pude ir a bucear con mis amigas. Sabía que si me metía en el agua, la sal haría que me dolieran demasiado las manos. No lo vi como si me estuviera rindiendo. Simplemente intento hacer todo lo que mi piel necesita”. 

Elisa, 26 años

De productos cosméticos, como el maquillaje y perfumes, y la ropa: algunos no son nada recomendables para las pieles atópicas. Puede resultar difícil renunciar a productos que realmente te gustan y disfrutas utilizando, pero los brotes de eccema pueden salir cuando menos te lo esperas por cualquier motivo. 

"Tengo mucho cuidado con lo que me aplico en la piel: intento no comprar productos perfumados o de origen vegetal para la ducha. Con la ropa, evito ciertos tipos de tela, ya que no permiten que la piel respire bien y me provocarán cierto picor".

Elisa, 26 años

“Tengo que tener cuidado todo el tiempo con lo que me aplico en la piel. Mi dermatóloga me dijo incluso que no me recomendaba utilizar maquillaje, sobre todo base, ya que reseca mucho la piel. Pero sigue siendo lo único que me ayuda a ocultar las manchas rojas que tengo en la cara”. 

Aurélie, 26 años

“Presto mucha atención cuando hago la colada. Me aseguro de elegir el detergente adecuado y evito echar suavizante. He notado que algunos de estos químicos me provocan brotes. Por eso, es mejor prevenir que curar”. 

Jules, 22 años

 

  • Joël Pacoret - Psychologist
    Joël Pacoret, Psychologist.

    Los adultos suelen estar más abiertos a la necesidad de comprar productos específicos. Son conscientes de que necesitan productos de calidad, diseñados especialmente para ellos y que se adapten a las necesidades de su piel.

    Joël Pacoret, Psychologist.
  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    Para cuidarse a sí mismos, algunos pacientes tienen que cambiar sus hábitos. Puede ser difícil para ellos encontrar la motivación. Necesitan tiempo para ajustar su vida diaria y adaptarse a cómo esta enfermedad afecta a su día a día. Tener un objetivo, incluso uno pequeño, es una buena forma de desarrollar nuevos hábitos con suavidad. Puede ser volviendo a usar mallas o llevar puesto un anillo. Cuidar la piel de por sí tiene poco significado para los pacientes y, por lo tanto, no es muy eficaz. Si la atención y el tratamiento están ahí por alguna razón, serán más efectivos.

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

1 IFOP Study – Sanofi Genzyme – Enero 2020

2 Les Français et l’eczéma - IFOP Sanofi Genzyme - noviembre de 2019

Treatment of eczema in adults

1. Informarse sobre la enfermedad y pedir ayuda profesional

Muchos pacientes no están lo suficientemente informados sobre la dermatitis atópica y creen en conceptos erróneos : “es por el estrés, simplemente tengo que dejar que salga, no puedo hacer nada al respecto, es una reacción alérgica” y otras ideas equivocadas. Algunos dermatólogos son muy buenos a la hora de gestionar esta enfermedad y, es por ello que, te pueden recetar un tratamiento de dermatitis atópica específico para adultos. Este te ayudará a mejorar tu calidad de vida y a espaciar los brotes. Incluso en la edad adulta o si lo has padecido durante muchos años. Pide ayuda profesional a dermatólogos y psicólogos siempre que lo necesites.

2. Encontrar lo que mejor le funciona a tu piel

Dar con el aceite de ducha correcto para ducharse, aplicar una crema emoliente todos los días que realmente ayude a paliar los brotes, ajustar la dieta... Tu médico y farmacéutico pueden darte una serie de consejos para facilitarte el cuidado diario de tu piel. También existen asociaciones de eccema atópico muy activas para los pacientes, y puede ser muy útil ponerse en contacto con algunas de ellas.

Descubre nuestro artículo: "Soluciones para vivir mejor con eccema atópico"

Eczema cream for adults

"Debo agradecer a mis padres el poder controlar, a día de hoy, mi eccema. Siempre han estado ahí para mí y me han enseñado qué pasos debo seguir, incluida la importancia de ponerme crema todos los días. De hecho, me independicé rápido sobre el cuidado de mi piel. Actualmente, es simplemente mi segunda naturaleza. Ya lo tengo como un hábito, me aplico la crema justo después de salir de la ducha, llevo siempre conmigo la pomada de manos y la de esteroides tópicos para cuando me aparecen las manchas rojas".

Elisa, 26 años

"Me pongo crema todos los días para hidratar mi piel después de la ducha. No lo veo como una molestia. Es imprescindible cuando tratas de mantener alejado el picor. Así que, simplemente, hago lo que me funciona".

Jules, 22 años

  • Joël Pacoret - Psychologist
    Joël Pacoret, Psychologist.

    Puede ser realmente útil visitar foros, unirse a asociaciones de pacientes u otros tipos de grupos de apoyo para compartir tu experiencia con otras personas que también pasan por la misma situación. De esta manera, es más fácil desarrollar la perspectiva y conseguir algo de apoyo.

    Joël Pacoret, Psychologist.

3. Habla sobre tu piel y tu eccema atópico

En lugar de ocultar tu piel y evitar enseñársela a los demás, habla abiertamente sobre tu eccema. Explica lo que sucede cuando tienes un brote y recuérdale a la gente que no es una enfermedad contagiosa. La ignorancia y el miedo no ayudan a nadie.

"Cuando la gente me pregunta, les digo que el eccema se manifiesta con manchas rojas en mi piel que provocan un picor intenso. Lo explico de la manera más sencilla".

Jules, 22 años

4. Aprende a gestionar la fatiga

Cuando tienes un brote, los corticosteroides tópicos siempre son necesarios. Sigue la prescripción del médico para aplicártelos, y además intenta dormir mejor y mantenerte en buena forma física. De hecho, practicar deporte frecuentemente favorece a regular el sueño y a eliminar el estrés. Los ejercicios de respiración, meditación y coherencia cardíaca también pueden ser muy efectivos. Además, hay diferentes medicamentos complementarios que pueden aliviarte aún más.

Eczema on face symptoms

5. Trabaja tu autoestima

Gana cierta perspectiva sobre tu eccema. Recuerda que no te define como persona. Obviamente, es parte de ti y te ha facilitado el desarrollo de cualidades humanas muy positivas que te ayudarán a tener éxito, como la resiliencia y la tolerancia. Gracias a tu enfermedad, has podido desarrollar tu personalidad. Pero no le des más espacio del que merece. Busca otros puntos de interés que puedan ayudarte a desviar su atención, incluido el picor. No dudes en estar con otras personas, formar parte de un grupo en actividades deportivas o artísticas, o una asociación. Desarrolla tus talentos. Tu piel no es motivo de peso para que no tengas éxito, como lo han hecho tantas otras personas, a pesar de su eccema atópico.

 

"El eccema es algo con lo que tienes que aprender a vivir. No es un problema grave. No te impide tener una vida normal: un novio, amigos, reír, encontrar un trabajo... No hay ninguna razón por la que esta enfermedad deba hacernos sentir diferentes o mal con nosotros mismos. Incluso es bastante común y no es, ni siquiera, serio. No tiene nada que ponga en peligro la vida".

Elisa, 26 años

“El eccema es molesto, pero hay enfermedades que son mucho peores. Y es cierto que hay mucha gente que ni siquiera se da cuenta de que la padecen. En realidad, se trata más de cómo nos vemos a nosotros mismos que lo que los demás perciben”.

Aurélie, 26 años

"Mi eccema ya no me resulta un problema. Estoy acostumbrada, y mi familia también. Hay soluciones para calmar la piel. Y no es todo el tiempo. Aparece y desaparece".

Jules, 22 años

  • Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatóloga, Francia
    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.

    Ya tienes la solución dentro de ti. Cada uno tiene la suya, sea cual sea tu edad.

    Dr Magali Bourrel-Bouttaz, Dermatologist.
  • Joël Pacoret - Psychologist
    Joël Pacoret, Psychologist.

    En cualquier situación, por difícil que sea, siempre podemos sacar algo positivo. Vivir con eccema puede ayudar a los pacientes a desarrollar habilidades y cualidades que es posible que otros nunca tengan.

    Joël Pacoret, Psychologist.