Atopic Skin

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, caracterizada por una xerosis cutánea extrema y por manchas rojas con frecuencia cubiertas de pequeñas vesículas que causan un picor severo. Aun no siendo contagiosa, la dermatitis atópica es una enfermedad crónica que evoluciona por brotes de eczema: estas fases agudas tienen un impacto importante en la calidad de vida de la persona afectada y son a menudo causa de insomnio.

Con el tiempo, la atopia puede manifestarse con otras alergias como el asma, la rinitis o la conjuntivitis alérgica. Las complicaciones son una superinfección bacteriana o viral (herpes). El molluscum contagiosum, de origen viral, también aparece de forma más intensa cuando existe una condición de atopia.

Áreas de la piel

Cuando está extremadamente seca, la piel se vuelve más permeable y ya no cumple su función  barrera contra las agresiones externas y los alérgenos. No obstante, la piel seca no se vuelve atópica.

La atopia se desarrolla a partir de condiciones genéticas favorables.

Hay estudios que demuestran que si uno de los padres tiene una piel atópica, la probabilidad de que el niño tenga la mismas características cutáneas es del 30% **. Si ambos padres están afectados, la probabilidad es del 70% **.

Más allá del factor genético, la piel atópica también se relaciona con :

Immunity
un sistema inmunológico fuera de control, que funciona de una manera exagerada, creando una intensa inflamación. Cuando es permeable, la piel permite la entrada de alérgenos (ácaros, pelo de animales, polen...) y algunas bacterias (como el Staphilococus Aereus) que causan reacciones inflamatorias.
Food
Los alérgenos alimentarios leche de vaca, huevo, ... también están involucrados en el sistema digestivo y desencadenan algunos ataques de eccema. Otros factores, como los productos químicos aplicados en la piel, el calor o la transpiración, son irritantes y pueden desencadenar episodios de eccema.

Sin embargo, en la gran mayoría de los casos no existe una alergia alimentaria en niños atópicos. Las alergias alimentarias se presentan en forma de síntomas digestivos o signos en la piel y de una "ruptura" en los indicadores de peso y tamaño.

Dermatitis atópica: epidemiología en Francia, definiciones, historia natural, asociación con otras manifestaciones atópicas, escalas de gravedad, calidad de vida. E. Mahé, Ann. Dermatología y venerología, 2005. 132

**Dermattitis atópica. SA Büchner. Foro Médico de Suiza N°19, mayo 2001

paso 1

Fase 1

La dermatitis atópica generalmente comienza entre los 2 y 3 meses de edad con la aparición de manchas rojas localizadas en las mejillas, manos y más tarde en las zonas de articulaciones como codos y rodillas. La enfermedad progresa en brotes durante 1 y 2 años.

La piel se seca de forma permanente, lo cual promueve que el picor contribuya a la pérdida de sueño y al deterioro de la calidad de vida.

Paso 2

Fase 2

Al cabo de unos años, algunos niños pueden desarrollar otras manifestaciones de atopia, tales como rinitis y / o asma alérgica. Se trata de una "marcha atópica", a menudo relacionada con rasguños y una fuerte invasión de Staphyloccus Aureus en la piel.

Por eso, a fin de impedir su aparición y agravamiento, la comunidad científica recomienda hoy en día atender desde el nacimiento la piel atópica en los recién nacidos que aún no se encuentran afectados pero que tienen una predisposición genética (por padres o hermanos atópicos).

Mom with her baby
  • Las personas afectadas tienen un antecedente genético alérgico particular (atópico) que también puede manifestarse a nivel respiratorio (asma), ORL (rinitis alérgica), ocular (conjuntivitis alérgica) o digestivo (alergia a los alimentos).
  • Los bebés y los niños son los más afectados, por lo general entre los 3 meses y los 5 años de edad, con un máximo de 80% de los casos que ocurren antes del primer año de vida.
  • Los síntomas de la piel atópica pueden persistir más adelante y hasta la edad adulta.
  • Dr Michèle Sayag, allergologist
    Dra. Michèle Sayag, Alergóloga.

    Pregunta de un internauta: ¿Cómo se puede prevenir y tratar la dermatitis atópica?

    En cuanto a la prevención, está enfocada a los niños de «riesgo», es decir, los que tienen al menos un padre atópico. En esos casos, sabemos por ejemplo que es útil evitar el contacto con un gato en las primeras semanas de vida. Para el tratamiento, los brotes de eczema deben tratarse con medicamentos antiinflamatorios (corticoides en crema) lo antes posible. La alteración de la barrera cutánea debe tratarse a diario con emolientes. 

    Dra. Michèle Sayag, Alergóloga.
  • Dr Michèle Sayag, allergologist
    Dra. Michèle Sayag, Alergóloga.

    Pregunta de un usuario: ¿El agua que uso para lavar a mi hijo puede empeorar su atopia?

    El agua con cal empeora la sequedad cutánea, y por lo tanto, la alteración de la barrera cutánea, lo que permite que los alérgenos del entorno penetren en la piel y desencadenen brotes de eczema en el niño atópico.

    Dra. Michèle Sayag, Alergóloga.
  • Dr Michèle Sayag, allergologist
    Dra. Michèle Sayag, Alergóloga.

    Pregunta de un usuario: He tenido episodios alérgicos (eczema, herpes). Por lo tanto, ¿tiene mi hija probabilidades para desarrollar estos problemas de piel?

    El herpes no es una alergia, se trata de una infección viral. Sin embargo, si ha tenido reacciones alérgicas de tipo atópico, tu hija tiene más riesgo que la media de presentar una dermatitis atópica.

    Dra. Michèle Sayag, Alergóloga.

La comprensión de la evolución de la piel atópica ha cambiado, de manera que ahora existen dos motivos fundamentales por los que deberás consultar a tu dermatólogo.

ACUDE A TU DERMATÓLOGO 

 

¿Qué estrategia hay que seguir para enfrentar una enfermedad progresiva?

Hay que interrumpir su progreso y actuar tan pronto como sea posible durante la etapa de xerosis preatópica en lactantes en riesgo: aquellos cuya piel esté muy seca, de color blanquecino, áspera y cuyos padres o hermanos o hermanas tengan una piel atópica.

Bioderma - skin expert

Esto se logra interviniendo con rapidez y de la forma más específica posible, ya que cada brote inflamatorio de dermatitis atópica favorece nuevas recaídas. Es esencial tratar cada brote de forma radical, lo cual limita la reaparición de lesiones y reduce la duración del progreso de la enfermedad.

El tratamiento farmacológico para un brote de eccema se basa principalmente en corticosteroides locales (o dermocorticoides). Estos favorecen la desaparición de las  lesiones inflamatorias y un alivio rápido del prurito. Es común observar una recaída de las lesiones por la interrupción brusca del tratamiento. La cantidad de los corticoesteroides locales aplicados dependen de la superficie a tratar y de la edad del sujeto. El médico es quien establece la posología médica utilizada durante un tiempo determinado. Se debe evitar la aplicación del medicamento en el rostro o en bebés.

Como segunda opción y sólo en niños mayores de 1 año, el tacrolimus se puede utilizar en caso de que los dermocorticoides hayan fracasado. Otros tratamientos sólo son considerados para  adultos o adolescentes.

Los regímenes alimenticios sólo se justifican después de una confirmación médica de la existencia de una alergia alimenticia (mediante la realización de pruebas de alergias alimentarias en un centro especializado).

Scratching

Siga correctamente todos los consejos de tu dermatólogo. No olvide tomar en cuenta las siguientes precauciones:

  • Evitar los alérgenos que puedan inducir una reacción inflamatoria aguda: ácaros, polen, pelos y plumas de animales, además de  la exposición al tabaco, la cual es irritante.
  • No debe adelantar la diversificación alimentaria en los lactantes. Sigue el consejo de tu pediatra o médico.
  • Utilizar ropa de algodón. Evitar la lana y las fibras sintéticas, ya que pueden irritar la piel.
  • Evitar utilizar demasiado detergente para lavar la ropa. El exceso puede debilitar la epidermis.
  • No olvidar secar bien y planchar la ropa en contacto con la piel, estos serán menos ásperos.
  • Asegurar que la temperatura de tu casa no sea demasiado alta (19-20 ° C) y humedezca regularmente la atmósfera. Ventilar la casa todos los días, no importa si es verano o invierno.
  • Humedecer regularmente las habitaciones o simplemente extienda durante toda la noche una toalla mojada en la habitación.
  • No restringir la actividad deportiva, a menos que la sudoración excesiva aumente el picor.
Ropa limpia
  • Tomar de forma cotidiana una ducha de 5 a 10 minutos con agua a temperatura moderada (no más de 35 grados, recuerda que  la piel seca no soporta el agua caliente).
  • No tomes baños de burbujas ni con sales de baño, porque secan e irritan la piel.
  • Lavar el cuerpo con un producto higiénico de alta tolerancia, idealmente un detergente sintético líquido o una barra relipidante sin jabón (para reforzar la barrera cutánea). Eliminar de los jabones ordinarios, ya que irritan y secan la piel.
  • Secar la piel con mucho cuidado, usando una toalla de algodón.
Baby in a bath
  • Aplicar abundantemente, de 1 a 2 veces al día, un emoliente de tolerancia muy alta, que favorezca la reconstrucción de la barrera cutánea y que restaure la flexibilidad y suavidad a la piel, al mismo tiempo que reduce la hiperreactividad.
  • Cuando haya un brote de eccema, utilizar de 1 a 2 veces al día un tratamiento hidratante que calme el picor y limite la reacción inflamatoria en la parte exterior de las lesiones de eccema.
Bioderma - Woman applying cream on her body

  • Foto del producto BIODERMA, Atoderm Gel hidratante intensivo 1L, gel espumoso para piel seca
  • Higiene diaria con aclarado

    Piel sensible muy seca, irritada a atópica

    Patente Skin Barrier Therapy™

    Atoderm Intensive Gel moussant

    Intensive gel moussant: Gel limpiador suave con acción purificante y antiprurito,

    ¿Para quién es?

    Para toda la familia (excepto recién nacidos prematuros)

  • Foto del producto BIODERMA, Atoderm Aceite de ducha 1L, aceite de ducha para piel seca
  • Higiene diaria con aclarado

    Piel sensible muy seca, irritada a atópica

    Patente Skin Barrier Therapy™

    Atoderm Huile de douche

    Hidratación durante 24 horas y confort inmediato desde la ducha.

    ¿Para quién es?

    Para toda la familia (excepto recién nacidos prematuros)

  • Foto del producto BIODERMA, Atoderm Bálsamo intensivo 500ml, bálsamo hidratante para piel seca
  • Cuidado de día

    Piel sensible muy seca, irritada a atópica

    Patente Skin Barrier Therapy™

    Atoderm Intensive Baume

    Cuidado intensivo reparador antiprurito. Ultracalmante y ultranutritivo.

    ¿Para quién es?

    Para toda la familia (excepto recién nacidos prematuros)

  • Foto del producto BIODERMA, Atoderm SOS spray 200ml, cuidado de la piel para piel atópica
  • Cuidado específico ocasional

    Piel sensible seca a muy seca Piel sensible muy seca, irritada a atópica

    Tecnología Skin relief

    Atoderm SOS spray

    SOS Spray: Alivio inmediato del picor en un solo gesto.

    ¿Para quién es?

    Para toda la familia (excepto recién nacidos prematuros)

  • Foto del producto BIODERMA, Atoderm Preventive 200ml, cuidado de la piel para piel atópica
  • Cuidado de día

    Piel sensible seca a muy seca Piel sensible muy seca, irritada a atópica

    Patente Skin Barrier Therapy™

    Atoderm Préventive

    Préventive: Cuidado hidratante y nutritivo que limita la sequedad de la piel del bebé.

    ¿Para quién es?

    Niños, Bebés

  • Foto del producto BIODERMA, Atoderm Intensive Eye T100ml, crema para piel seca
  • Cuidado de día

    Párpados sensibles muy secos a atópicos

    Patente Skin Barrier Therapy™

    Atoderm Intensive eye

    Producto diario 3 en 1 para párpados irritados: calma, repara y desmaquilla.

    ¿Para quién es?

    Para toda la familia (excepto recién nacidos prematuros)

  • Foto del producto BIODERMA, Photoderm MINERAL SPF 50+ 100g, cuidado solar para piel sensible
  • Protección solar específica

    Piel sensible a intolerante Alergias a los filtros químicos

    Photoderm MINERAL

    Spray solar para piel alérgica a los filtros químicos y/o para piel atópica y bebés, 100% mineral.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Niños, Bebés