La piel sensible siempre ha sido un problema bastante común. Últimamente, se ha producido un aumento paulatino y generalizado en todo el mundo.

Según un informe1, en toda la población mundial entre un 60% y un 70% de mujeres tienen la piel sensible, y entre un 50% y un 60% de hombres.

Durante mucho tiempo se ha subestimado la importancia de la piel sensible. Por lo general, no es una afección por la que se acuda al médico. Las sensaciones son subjetivas, se producen con frecuencia y se consideran normales. La mayoría de la gente tiende a pensar que no necesitan atención médica.

Y sin embargo, a pesar de ser un "problema menor", está claro que para las personas que tienen la piel sensible, tiene un impacto real en su calidad de vida. La piel sensible desempeña un papel importante en sus elecciones de estilo de vida, ya que influye en sus decisiones sobre qué alimentos comer, qué productos comprar, qué ropa llevar e incluso dónde ir, ya que el aire interior y exterior puede hacer que la piel reaccione. Lidiar con sus consecuencias a diario puede ser una verdadera carga para ellos.

Descúbre más en nuestro artículo "Evaluar y aliviar la molestia de la piel sensible en la vida diaria"

1 Farage MA. La prevalencia de la piel sensible. Front Med 2019; 6:98.
Sensitive skin role in lifestyle choices

Síntomas de piel sensible

Como consecuencia del aumento de personas que la padecen, la piel sensible fue calificada en 2017 por el Foro Internacional para el Estudio del Picor (IFSI) como un síndrome dermatológico legítimo.

 

  • Dr Michèle Sayag, allergologist
    Dr. Michèle Sayag, Directora de Estrategia Médica - BIODERMA.

    “La piel sensible se define como la aparición de sensaciones desagradables, como escozor, ardor, dolor, picor y hormigueo, que se producen en respuesta a estímulos que normalmente no deberían provocar estas sensaciones. La piel puede parecer normal, pero es posible que un enrojecimiento temporal, ligero y fugaz, acompañe a los demás síntomas. Es diferente al enrojecimiento permanente asociado a afecciones cutáneas como la rosácea.” - Dr. Michèle Sayag

     

    Dr. Michèle Sayag, Directora de Estrategia Médica - BIODERMA.

Todos estos síntomas de la piel sensible pueden durar una, dos o varias horas. Perseguidos por las reacciones de su piel, los afectados pueden verse obligados a cambiar sus rutinas de cuidado de la piel e incluso aspectos de su estilo de vida, en un esfuerzo por encontrar alivio. La lucha puede durar toda la vida.

Síntomas de la Piel Sensible

  • Aurélie Guyoux, NAOS Research & Development Director
    Aurélie Guyoux, R&D Director - NAOS.

    La piel sensible es en realidad una ventaja al principio. La piel es nuestra interfaz con el exterior. Proporciona información constante sobre la naturaleza del entorno y las posibles irritaciones, lo que desencadena las medidas de adaptación y protección adecuadas del organismo. Por ejemplo, nuestra piel se adapta constantemente a las temperaturas cálidas gracias al mecanismo de la transpiración, pero también a los rayos UV gracias a la melanina y su defensa oxidativa. 

    Hoy en día, la piel tiene que adaptarse de manera continua a muchos más agentes irritantes. Por ello, la piel sensible reacciona de forma exagerada y con mayor o menor intensidad a los diferentes estímulos de su entorno. Esta sensibilidad extrema puede regularse. - Aurélie Guyoux, R&D Director de NAOS.

     

    Aurélie Guyoux, R&D Director - NAOS.

Aunque todavía se están llevando a cabo estudios para entender completamente esta condición, BIODERMA ha identificado recientemente que la piel sensible se origina de dos maneras:

 

Existe una sensibilidad natural, debida a una disfunción biológica. En este caso, las fibras nerviosas se sobreexcitan rápidamente cuando se exponen a ciertos desencadenantes, y la piel reacciona de forma exagerada. Aparecen los diferentes síntomas. La sensibilidad natural tiende a ser una condición permanente.

Nerve fibres

También existe la sensibilidad provocada, que surge debido a una serie de factores ambientales y de estilo de vida. En el entorno urbano actual, el rostro está continuamente expuesto a irritantes diarios: contaminación, rayos UV, estrés, etc. Para protegerse, la piel produce radicales libres. Cuando estos factores agresivos para la piel se vuelven excesivos, la piel produce demasiados de estos radicales libres. Esto crea un estrés oxidativo, que altera la función de barrera protectora de la piel para que penetren aún más irritantes. El estrés oxidativo y la alteración de la función de barrera conducen conjuntamente a la inflamación y a la sensibilización de la piel. La sensibilidad inducida puede exacerbar la sensibilidad natural. Puede aparecer y desaparecer según el estilo de vida y el entorno de la persona, pero está aumentando globalmente en todo el mundo.

Skyline sunrise

En ambos casos, la piel sensible está desequilibrada y es incapaz de defenderse correctamente. De hecho, la piel sensible lucha constantemente por alcanzar un estado normal y saludable. Cuando reacciona, le cuesta mucho más volver a la normalidad por sí misma. Se desarrolla un círculo vicioso que oscila entre la salud y la reacción, cuando aparecen el escozor, el picor, el ardor y el enrojecimiento. Todos manifestaciones de la piel sensible la piel sensible ha aparecido.

¿Qué provoca la piel sensible?

Los factores que pueden desencadenar una piel sensible son muchos y variados, y provienen de una amplia gama de orígenes.

 

Contaminación La contaminación, los diversos compuestos orgánicos volátiles, los metales pesados y las partículas pueden afectar a la piel.
Temperaturas Las temperaturas cálidas o frías, el viento, el aire húmedo o seco, el aire acondicionado, los cambios de estación pueden provocar una piel sensible.
Hormonas Las hormonas relacionadas con el embarazo y los ciclos menstruales pueden afectar a la piel. El 42% de las mujeres premenopáusicas dicen que su piel es más sensible justo antes o durante su ciclo menstrual, y más del 70% de las mujeres posmenopáusicas dicen que su sensibilidad cutánea aumentó después de la menopausia².
Cosméticos y maquillaje Los cosméticos y el maquillaje pueden contener moléculas irritantes como pigmentos, conservantes o sulfitos. Un limpiador suave, no irritante y adaptado que preserve la barrera cutánea es esencial para las pieles sensibles.
Rayos UV Los rayos UV también pueden afectar a las pieles sensibles.
Detergentes Los detergentes, tensioactivos y otros productos de limpieza pueden ser demasiado duros para la piel.
Factores y estilo de vida Los factores y el estilo de vida, como el tabaquismo, las píldoras anticonceptivas, el afeitado, la ropa, los trastornos del sueño, el cansancio y ciertos alimentos, pueden tener un efecto.
2 Farage et al. 2020, Laurent Misery et al. 2017

  • Foto del producto BIODERMA, Sensibio H2O  500ml, agua micelar para piel sensible
  • Higiene diaria sin aclarado

    Piel sensible Piel normal

    Tecnología micelar

    Sensibio H2O

    (14 opiniones)

    El agua micelar dermatológica que limpia, calma y desmaquilla la piel sensible.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes

  • Higiene diaria sin aclarado

    Piel sensible con tendencia al enrojecimiento

    Patente Rosactiv™

    Sensibio H2O AR

    (1 opinión)

    Agua micelar desmaquillante y antirojeces: El agua micelar dermatológica anti-rojeces. Limpia, desmaquilla y calma.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes

  • Higiene diaria con aclarado

    Piel sensible

    Patente D.A.F.

    Sensibio Gel moussant

    (12 opiniones)

    Sensibio Gel moussant: El gel micelar limpiador y calmante que refuerza la hidratación natural de la piel.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes

  • Cuidado de día

    Piel Sensible y Sensibilizada

    Tecnología Defensive

    Sensibio Defensive

    (Aún no hay opiniones)

    La crema de acción calmante que refuerza el sistema de autodefensa de la piel sensible

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes

  • Cuidado de día

    Piel Sensible y Sensibilizada

    Tecnología Defensive

    Sensibio Defensive Rich

    (Aún no hay opiniones)

    Refuerza el sistema de autodefensa de la piel sensible.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes