Allez au contenu Allez à la navigation

Piel deshidratada por tratamientos antiacné

Comprenderla mejor, cuidarla mejor

piel deshidratada tratamientos acne
Compartir

El acné, extremadamente frecuente, es una inflamación del folículo pilosebáceo que afecta al 90 % de los adolescentes y hasta al 45 % de las mujeres adultas. Es la primera causa de visita al dermatólogo*.

 

Existen ciertos tratamientos antiacné que pueden originar efectos cutáneos adversos y, en particular, provocan una deshidratación intensa, a veces acompañada de descamación e irritación.

*Sindicato Nacional de Dermatólogos-Venereólogos

Resumen
  1. ¿Cuáles son las causas del acné?
  2. Los tratamientos antiacné
  3. ¿Qué tratamientos antiacné existen y cuáles son los efectos secundarios cutáneos?
Piel deshidratada por tratamientos antiacné

¿Cuáles son las causas del acné?

El sebo desempeña un papel fundamental en la aparición del acné, aunque no es el único que interviene en esta patología. Los últimos estudios científicos han analizado la función del sebo en la aparición de granos, puntos negros y otras lesiones acneicas, y han dado con dos fenómenos conjuntos que aparecen en las personas afectadas:

  • Hiperseborrea -> la piel segrega demasiado sebo en determinadas zonas (ricas en glándulas sebáceas).
  • Diseborrea -> la piel acnéica presenta un desequilibrio en la composición del sebo.

Además, el desequilibrio de los ácidos grasos presentes en el sebo favorece el desarrollo de determinadas bacterias, con la consiguiente cascada de reacciones inflamatorias que dan lugar a las lesiones.

 

Los tratamientos antiacné

El objetivo de los tratamientos antiacneicos tópicos es regular la producción de sebo, para evitar la aparición de granos, así como ejercer una acción antiinflamatoria e incluso antibacteriana.

 

Hay varias clases de medicamentos que pueden implicar efectos secundarios cutáneos. Todo depende del tipo de tratamiento, y del paciente, pero al disminuir la producción de sebo (el efecto deseado para combatir la causa principal del acné) y afinar la epidermis (efecto adverso derivado de los tratamientos queratolíticos), los tratamientos antiacné reducen la barrera hidrolípica protectora de la piel.

 

Por consiguiente, las pieles grasas con acné pueden deshidratarse a raíz del tratamiento, y presentar los síntomas propios de una piel seca e irritada: sensación de tirantez, piel pelada en algunos puntos, quemaduras, enrojecimientos localizados…

 

Cuando hablamos de un tratamiento por vía oral, la deshidratación también se manifiesta por una sequedad más general de toda la piel, también en las mucosas, los labios, la nariz, los ojos, los genitales…

 

Por otro lado, existen varios medicamentos contra el acné que son fotosensibilizantes o aumentan la sensibilidad de la piel al sol: toda exposición voluntaria a los rayos UV debe evitarse durante esos tratamientos, o bien interrumpir provisionalmente el tratamiento fotosensibilizante en verano.

 

¿Qué tratamientos antiacné existen y cuáles son los efectos secundarios cutáneos?

Entre los tratamientos tópicos, se encuentran:

  1. Peróxido de benzoilo: Tratamiento para piel con acné leve o moderado.

Beneficios: actúa como antibacteriano, antiseborreico, queratolítico.

Efectos secundarios: escozor leve o ardor, picazón, sequedad de la piel, descamación y enrojecimiento.

  1. Retinoides: Tratamiento para piel con acné no inflamatorio y acné inflamatorio.

Beneficios: actúan como queratolíticos, seborreguladores, antinflamatorios

Efectos secundarios: irritación, enrojecimiento, sequedad y descamación de la piel

  1. Hidroxiácidos:

Beneficios: actúan como queratolíticos

Efectos secundarios: deshidratación, irritación y sensación de quemazón de forma leve

  1. Ácido azelaico: Tratamiento tópico para piel con acné inflamatorio

Beneficios: actúan como queratolítico, seboregulador

Efectos secundarios: escozor, quemazón y deshidratación

  1. Antibióticos:

Beneficios: actúan como antibacterianos y   antiinflamatorios

Efectos secundarios: fotosensibilizantes