Allez au contenu Allez à la navigation

Piel dañada: hematomas, golpes y moratones

Mientras mejor se comprenda la piel, mejores cuidados se le pueden aportar

pieles con moratones
Compartir

Los tropiezos y las caídas suelen dejar rastro mediante moratones en la piel. Entre la hinchazón que aparece al cabo de unos minutos y durante la evolución del cardenal, hay varios consejos que pueden ser útiles para evaluar el impacto de una contusión en la piel y que ésta reaccione bien.

 

Según la intensidad y localización del golpe, la lesión puede adoptar distintos aspectos. Las intervenciones estéticas y quirúrgicas también pueden originar lesiones cutáneas similares.

Resumen
  1. ¿Qué es una equimosis?
  2. ¿Qué es un edema?
  3. ¿Qué es un hematoma?
Piel con moratones, edemas y bultos

¿Qué es una equimosis?

La equimosis se produce cuando se rompen los pequeños vasos sanguíneos de la piel a consecuencia del impacto. Los glóbulos rojos de la sangre se acumulan en los tejidos adyacentes y forman una mancha de color (o moratón) en la superficie de la piel. Al tocarlo, este “cardenal” suele causar un dolor cuya intensidad dependerá de la fuerza del impacto.

 

El color de la equimosis va cambiando con el tiempo, a medida que la piel reabsorbe la hemoglobina que contienen los glóbulos rojos. Primero es roja, luego negra y azulada y, por último, verde. Al acabar el proceso de reparación de los capilares, la equimosis tendrá una tonalidad amarilla parda. El proceso se prolonga entre una y dos semanas, pero puede durar más tiempo si la lesión es considerable.

 

Los distintos colores reflejan los diversos estados de degradación de la hemoglobina acumulada en la piel.

¿Qué es un edema?

El edema es la inflamación de la piel que aparece causada por un impacto, es decir, el bulto, que puede aparecer inmediatamente después del golpe. Lo provoca el derrame de plasma, el líquido en el que nadan los glóbulos rojos de la sangre dentro de los vasos sanguíneos, en los tejidos adyacentes.

¿Qué es un hematoma?

En un hematoma se dan una equimosis (un "cardenal") y un edema (un bulto). Lo primero que hay que a hacer es comprimir la zona afectada y aplicar hielo o acelerar la eliminación con activos específicos.  

Consultar a un médico, si es necesario. *