Cuando las glándulas sebáceas trabajan más de lo debido, la superficie de la piel y los poros quedan obstruidos por grasa y células muertas, dando aparición a granos. Este suceso puede atribuirse a un exceso de sebo (hiperseborrea) y a un sebo de mala calidad (dioseborrea). La piel se vuelve más gruesa y el sebo se bloquea bajo la superficie provocando la aparición de comedones. Estos pueden inflamarse al proliferar el Cutibacterium acnes, la bacteria responsable del acné.

Los granos aparecen sobre todo en la cara, el pecho y la espalda. Aunque los puntos blancos y los puntos negros son el tipo de lesión de acné más común, en los casos más graves también pueden aparecer quistes y nódulos inflamados. El tipo de piel y el tipo de acné de cada persona determinará la gravedad de las lesiones y la posible formación de cicatrices.

Más información sobre las causas de los granos. 

El primer paso para calmar un grano doloroso es aplicar hielo. Envolver un poco de hielo en un paño o bolsa de plástico y presionar contra la zona inflamada durante 3 o 4 minutos. El frío ayudará a calmar la piel, reduciendo la hinchazón. 

Los productos que contienen ácido salicílico pueden ayudar a eliminar el exceso de grasa y la piel muerta. El peróxido de benzoilo es otro ingrediente que también ayuda a eliminar las bacterias que causan los granos.

Existen muchas mascarillas que tratan granos y limpian la piel. Pueden contener ingredientes como el ácido salicílico y el peróxido de benzoilo.

Si los granos no desaparecen, vuelven a aparecer o empeoran, lo mejor es acudir a un especialista. Un dermatólogo podrá sugerir el tratamiento más adecuado, incluyendo opciones tópicas más fuertes y orales con receta.

Los aceites esenciales combaten las bacterias y son una alternativa natural para eliminar los granos. El tomillo, la canela y el romero han demostrado su eficacia contra el Cutibacterium acnes. El aceite del árbol del té también tiene propiedades antimicrobianas, antisépticas y antiinflamatorias.

 

El hamamelis, el vinagre de sidra de manzana, el té verde y el aloe vera son ingredientes que funcionan como remedios caseros para combatir los granos. Su uso no tiene efectos secundarios y no causan enrojecimiento o sequedad. Por ejemplo, existen algunas investigaciones que sugieren que el hamamelis puede combatir las bacterias y reducir la irritación e inflamación de la piel.

 

Sin embargo, muchos de estos remedios carecen de respaldo científico y requieren más investigación para determinar su eficacia. Es recomendable hablar con un dermatólogo antes de usar cualquier remedio casero junto a una receta de medicamentos para evitar cualquier reacción no deseada.

Durante años han circulado mitos y falsas creencias en torno a la aparición y eliminación de granos. Muchos de ellos son incorrectos o no están probados y, por lo tanto, no deben tomarse como ciertos. 

 

  • No se ha demostrado que comer chocolate y alimentos grasos cause acné ni tenga ningún efecto significativo sobre este. 
  • El acné no está causado por una piel sucia. Frotarse la piel con demasiada fuerza o limpiarse con jabones fuertes o productos químicos irrita la piel y puede empeorar el acné.
  • Los cosméticos no tienen por qué empeorar el acné, sobre todo si se utiliza un maquillaje sin aceites que no obstruya los poros de la piel (no comedogénico). 
  • La pasta de dientes no ayuda a eliminar los granos, sobre todo porque el triclosán antimicrobiano ha sido prohibido en muchas fórmulas. 

Evitando ciertos hábitos o acciones, es posible reducir la rojez de los granos y ayudar a que se curen más rápido:

 

  • Evitar apretar o tocar los granos con demasiada frecuencia, ya que esto provoca inflamación, infección, un proceso de curación más largo y posiblemente cicatrices.
  • Evitar cambiar repentina y drásticamente la rutina de cuidado de la piel con productos mucho más fuertes. Los cambios deben ser progresivos.
  • Intentar no secar en exceso la zona afectada: grandes cantidades o una alta concentración de ingredientes como el ácido salicílico irritarán la piel.
  • No usar maquillajes que obstruyan los poros. La mejor opción es optar por alternativas que contengan ingredientes como el ácido salicílico.

¿Se pueden eliminar los granos de la noche a la mañana?

Lamentablemente no existe una cura milagrosa instantánea, los granos tardan en desaparecer. Sin embargo, es posible reducir la hinchazón y el dolor, y hacer que el grano sea menos perceptible. Seguir las recomendaciones indicadas, los consejos de un especialista y armarse de paciencia serán la mejor opción para conseguir una piel libre de granos. 

  • Higiene diaria con aclarado

    Pieles grasas con tendencia acneica

    Patente D.A.F.

    Sébium Gel moussant actif

    (27 opiniones)

    Sébium Gel moussant actif: Higiene intensiva anti-acne

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes

  • Cuidado de día

    Piel con tendencia acneica

    Patente Fluidactiv™

    Sébium Kerato+

    (2 opiniones)

    Reduce eficazmente los granos, puntos negros y marcas de acné visibles después de 2 días de su primera aplicación. Alta tolerancia.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes

  • Protección solar específica

    Piel mixta a grasa Piel con tendencia acneica

    Patente Fluidactiv™

    Photoderm AKN Mat SPF30

    (1 opinión)

    AKN Mat SPF 30: Crema solar con efecto matificante de doble acción: máxima fotoprotección y prevención de las imperfecciones cutáneas.

    ¿Para quién es?

    Adultos, Adolescentes