Tratamientos y cuidados para la piel atópica | BIODERMA

Allez au contenu Allez à la navigation

Tratamientos y cuidados diarios

Tratamiento para piel atópica

Es difícil mantener la calma y la lucidez cuando el eccema presenta brotes constantes. Tu bebé llora mucho, no duerme lo suficiente, ¡y tú tampoco! Incluso sus hermanos deben soportar las consecuencias del eccema atópico, que trastocan la vida de toda la familia. Para los padres, lo más difícil es ver a su pequeño sufrir por una enfermedad crónica que siempre reaparece. Las revisiones periódicas con un médico son absolutamente esenciales para determinar un tratamiento eficaz durante los brotes. También hay otras maneras de ayudar a tu hijo y proporcionarle un alivio diario. 

Tratamiento continuado para piel atópica: ¡Hidrata, hidrata, hidrata!

Con el eccema atópico siempre existe el problema de una piel muy seca y una barrera cutánea alterada. La nutrición diaria de esta piel seca es esencial para fortalecer su barrera hidrolipídica protectora. Este sencillo gesto también ayuda a espaciar los brotes. En el caso de los bebés de riesgo, es importante empezar a aplicar productos emolientes desde que nacen y continuar hasta que ya no se aprecien síntomas, a menudo hasta la adolescencia. Asegúrate de que eliges productos específicamente adaptados a la piel atópica. 

Las ventajas de tener una piel atópica adecuadamente hidratada:

  • Prevenir los brotes de eccema
  • Ralentizar la evolución de la enfermedad mejorando el equilibrio de la piel
  • Tratar los síntomas atenuando el picor

Tratar los brotes de eccema: combatir la inflamación

Cuando aparece un brote, los tratamientos antiinflamatorios localizados (corticosteroides tópicos) siguen siendo la manera más apropiada de calmar rápidamente, reducir el picor y evitarle a tu hijo una infección. Aplícale siempre el tratamiento recetado por el médico solo en las zona afectadas, una vez al día, hasta que desaparezca la rojez. La cantidad de corticosteroides tópicos que utilices se reducirá a medida que avance el tratamiento y las manchas sean más pequeñas. Siempre es buena idea seguir las recomendaciones del médico.

CONSEJOS PARA APLICAR CREMA COMO UN PROFESIONAL

  • Lávate las manos antes de ponerle crema a tu hijo.
  • Sé generoso. La cantidad adecuada de crema para los codos y rodillas de un niño equivale al tamaño del nudillo de un adulto. Masajea suave y lentamente para que la absorba toda.
  • Crema emoliente dos veces al día: aplica la crema o bálsamo hidratante por la mañana y por la noche aunque tu hijo no se dé un baño o una ducha, y hazlo por todo el cuerpo, no solo en las zonas críticas.
  • Tratamiento antiinflamatorio una vez al día: al mismo tiempo que la crema emoliente, y solo en las zonas de los eccemas hasta que desaparezcan. Sigue siempre la receta del médico.

¡Prohibido rascarse!

Rascarse furiosamente solo empeora la inflamación y el picor. Y, sin embargo, puede haber soluciones para un picor tan intenso. A continuación, incluimos 4 posibles ideas:

picto_froid_118x118.png

Aplica frío: coloca sobre las zonas de eccema unos cubitos de hielo envueltos en un trapo limpio

picto_sos_118x118.png

Aplica Atoderm SOS Spray para calmar el picor. Es apropiado incluso para recién nacidos.
picto_roulette_grattage_118x118.png

Utiliza un rodillo antipicor de madera pasa masajear la zona con picazón.

picto_doudou_118x118.png

¡Desvía la atención con su juguete favorito, una broma o haciendo muecas para que no piense en rascarse!

Rutina de cuidados para la piel atópica

  • 1. Yo limpio

    intensive_moussant_500.png

    Atoderm Intensive Gel Moussant

  • 2. Yo trato

    crema_reparadora_atoderm_intensive_baume.jpg

    Atoderm Intensive Baume

  • 3. Tratamiento Antipicor

    sosspray200.png

    Atoderm SOS Spray

Artículos complementarios

Todo lo que debes saber sobre la piel atópica de tu hijo Descubrir
Descubre los consejos de nuestros expertos Descubrir
Consejos expertos atopia