Prevención y factores de la dermatitis atópica | BIODERMA

Allez au contenu Allez à la navigation

Prevención y factores desencadenantes de la dermatitis atópica.

Consejos prácticos para espaciar los brotes de eczema

Magali Bourrel-Bouttaz
Dermatóloga
Dra. Magali Bourrel-Bouttaz Francia

Un brote de eczema atópico nunca es un hecho aleatorio. Siempre puedes superarlo, pero también es importante reconocer las situaciones de la vida cotidiana que propician los brotes.

La doctora Bourrel-Bouttaz establece una sencilla comparación para argumentarlo:"Si se declara un incendio en tu casa, echas agua. Si empieza otra vez dos semanas después, vuelves a hacerlo. ¡Y sigues haciéndolo hasta que comprendes qué es lo que provoca el incendio!".

Descubre cuáles son los desencadenantes, entiende por qué se producen los brotes, reduce el número de factores de riesgo y espacia las crisis lo máximo posible.

CINCO CONSEJOS PARA HACER FRENTE A LA PIEL ATÓPICA

  • Higiene
  • Dieta
  • Entorno
  • Picor e irritación
  • Deporte

Higiene. Piel limpia y protegida

Nada de limpieza intensiva, frotar, irritar, sumergirse en agua o transpirar… La piel atópica presenta deficiencias, su función barrera es más permeable que la de la piel normal y permite que penetren los alérgenos medioambientales. Cualquier cosa que pueda alterar la función protectora de la piel puede desencadenar un brote de eczema: una limpieza a fondo, sumergirse en el agua, los baños prolongados… 

 

1. Para la piel y el cabello, utiliza un limpiador hidratante sin jabón o un aceite limpiador profundamente hidratante que respete el pH fisiológico de 5.5. El agua no debe superar los 34°C.

2. Seca la piel con delicadeza, dando golpecitos en lugar de frotarla y utilizando una toalla limpia y suave de algodón. 

3. Limpia el sudor lo más rápido que puedas. Es irritante para el pH, lo cual empeora en un 100%  de los casos.

4. Aplica sistemáticamente un emoliente (crema hidratante) por la mañana y por la noche en toda la cara y el cuerpo. Sé generoso con la cantidad de crema que utilizas y conviértelo un momento de ternura y juego con tu hijo. 

RECUERDA:

picto_do_118x118.png

  • Dúchalo o báñalo cinco minutos, a diario en verano y 2 veces por semana en invierno, utilizando un limpiador sin jabón ni perfumes. 
  • Aplica un emoliente adaptado a la temporada, como un bálsamo en invierno y una crema en verano, incluso los días en que tu hijo no se bañe. Extiéndelo por todo el cuerpo y no solo en las zonas con eczema. 
picto_dont_118x118.png

  • No lo bañes cada día y no utilices agua demasiado caliente ni jabón. 
  • No utilices toallitas comerciales.
  • No esperes a que empiece el picor para hidratar. 

Dieta. Recetas que funcionan

Aunque la dieta no es una de las causas de la dermatitis atópica, los pediatras recomiendan algunos principios básicos. 
 

1. Presta atención cuando empieces a dar alimentos sólidos a tu bebé. Actualmente se recomienda a partir de los 4 o 6 meses. 

2. Es mejor seguir una dieta que combata la inflamación con algunas grasas: mantequilla y nata no procesadas, aceite de primera prensado para cocinar y aceite de canola de primera prensado para sazonar. 

3. Limita la ingesta de azúcar, que hace que la transpiración sea más ácida: cereales para el desayuno, galletas y dulces, caramelos, refrescos… 

RECUERDA:

picto_do_118x118.png

  • Sigue una dieta equilibrada y estacional.
  • Administra pre y probióticos si tu hijo está tomando antibióticos o sufre gastroenteritis.
picto_dont_118x118.png

  • No tomes agua con un alto contenido en minerales ni refrescos a diario. 
  • No consumas demasiada comida industrial.

Entorno. Dentro y fuera

Como superficie de contacto directa entre su cuerpo y el mundo exterior, la piel de tu hijo es muy sensible al entorno. Y puesto que su función barrera no es muy eficaz, la piel atópica es más permeable, permite la entrada de todas las partículas del aire y reacciona agresivamente a cualquier tipo de estrés. 

En casa

Lucha contra el polvo y los ácaros, a los que les encanta vivir en colchones, almohadas y sábanas bajeras, y también en cortinas, alfombras y moquetas. ¡No olvides los juguetes afelpados de tu hijo! Consejo: los ácaros detestan el frío. Ventila la habitación cada día, excepto en la temporada de polen, pon la calefacción baja y lava frecuentemente sus juguetes afelpados. Evita perfumes en interiores y las alfombras, ya que emiten compuestos químicos. 

Ropa

'Es importante ser consciente de que el roce de la ropa sobre la piel es uno de los principales desencadenantes del eczema’, señala la doctora Bourrel-Bouttaz.
 
  • No abrigues demasiado a tu hijo, ya que la transpiración agrava el eczema y el picor. 
  • Elige prendas suaves hechas con fibras naturales (algodón). No compres ropa de lana; es demasiado irritante. 
  • Para evitar riesgos, puedes probar incluso la ropa blanca sin tintes industriales. 
  • Ten cuidado con las gomas, las etiquetas, que a veces rozan, y la ropa demasiado ajustada. 
  • Si es necesario, ponle a tu bebé la camiseta al revés para que las costuras no le rocen. 
  • Lava toda la ropa nueva antes de usarla. 

Lavado

  • Utiliza detergentes líquidos y aclara bien. No sobrecargues la lavadora. 
  • El suavizante es un producto adicional, pero hace que la ropa sea menos irritante para la piel. Comprueba tú mismo si debes utilizar una prenda o no y qué es mejor para tu hijo. 
  • La secadora también hace que la ropa esté más suave. 

El clima en las distintas estaciones

¡El frío es el peor enemigo de tu hijo! Cerciórate de que hidratas bien su piel durante todo el invierno. Según la doctora Magali Bourrel-Boutaz,1 'un 90% de las pieles atópicas mejoran con el sol’. Pero recuerda también que no es aconsejable la exposición directa al sol en niños menores de 3 años. Para los niños de más edad, disfrutad del sol por la mañana y a última hora de la tarde con un protector solar 50+ SPF.

RECUERDA:

picto_do_118x118.png

  • Airea la casa a diario.
  • Pasa frecuentemente el aspirador en casa. 
picto_dont_118x118.png

  • No seques la colada en el exterior durante la temporada de polen. 
  • No decores su habitación con cortinas ni moqueta. 

Picor e irritación. El impacto del estrés

'Un niño con piel atópica no es necesariamente más sensible que uno sin ella. Las hormonas del estrés se propagan por la piel en todos los casos, sean atópicos o no. Sin embargo, no dar tratamiento a tu hijo o decirle constantemente que está nervioso reducirá su resistencia y lo hará más susceptible al estrés’, explica la doctora Bourrel-Bouttaz. 
 
El bebé atópico, que se enfrenta a una incomodidad crónica, llora más de lo normal, también de noche, para expresar su irritación. Los problemas constantes y las dificultades para dormir también pueden ser motivo de ansiedad para tu hijo, y necesitará que lo tranquilices y hagas que se sienta seguro. Es probable que tú también te sientas afligido y cansado debido a una situación cuyas consecuencias padece toda la familia. 

La actitud adecuada:

  • Resiste, a pesar del estrés… Estás esforzándote para que tu hijo esté tranquilo y que la vida familiar sea lo más normal posible. ¡Y estás actuando bien! Tus inmensos esfuerzos ayudan a tu hijo a superar esta época de dificultad de la mejor manera posible. Es más, estás enseñándole a hacer frente a otras adversidades futuras. ¡Sigue adelante! A tu alrededor tienes gente que te apoya y ayuda.

  • Crea un entorno reconfortante. El estrés y la inmunidad están relacionados, y algunos estudios han demostrado que el primero favorece el desarrollo del eczema.2 'Eso no la convierte necesariamente en una enfermedad psicosomática, pero puede iniciarse un círculo vicioso de estrés e inmunidad’, advierte la doctora Bourrel-Bouttaz.3 Los masajes, ideales para aplicar los tratamientos hidratantes diarios, y el contacto de piel contra piel son dos maneras de calmar a tu hijo y desarrollar lazos de manera tranquila. ¡Nunca es demasiado!

RECUERDA:

picto_do_118x118.png

  • Muestra una actitud educativa para restar importancia a las dificultades.
  • Habla de otros aspectos de la vida de tu hijo: escuela, amigos…
picto_dont_118x118.png

  • No conviertas al eczema en el centro de la vida de tu hijo.

Deporte: toma precauciones

Para los niños con piel atópica, los deportes son especialmente beneficiosos a la hora de desarrollar relaciones sociales y estimular el crecimiento. Además, los distrae de sus problemas y reduce el estrés. Mientras juega, tu hijo se olvida de sus problemas de piel y del picor. 



Tres consejos esenciales

1. Debe eliminarse rápidamente el sudor y, después de la ducha, aplicarse una crema hidratante. Tu hijo no debe utilizar productos que no sean suyos, ya que su piel no los tolerará.

2. Muchas prendas deportivas están hechas con tejidos sintéticos y técnicos potencialmente irritantes. Lava la ropa antes y después de utilizarla. Antes de que tu hijo se ponga la ropa, aplica una crema emoliente que ejerza de barrera y prevenga la irritación.

3. Los niños con piel atópica pueden practicar la natación. ¡El eczema no es contagioso! Utiliza gafas y un gorro de silicona. Aplica una crema hidratante antes de saltar a la piscina para protegerte del agua demasiado caliente y de los efectos irritantes del cloro.

ÉSTOS SON LOS FACTORES DESENCADENANTES

  • Falta de hidratación en la piel
  • Rascarse
  • Roces (ropa, toalla)
  • Agua caliente
  • Jabón, productos perfumados
  • Transpiración
  • Aire contaminado, polvo, polen
  • Problemas digestivos (diarrea, dentición, tratamientos antibióticos, dieta inadecuada)
  • Estrés

Referencias

1 Seeing Eczema Differently – Dra. Magali Bourrel-Bouttaz – Ovadia Editions 2016
2 T. SAGE – Atopic Dermatitis Attachment Structure. 317p – Practicing Thesis; Clinical Psychology, Université de Bourgogne, Dijon – Noviembre de 2011
3 Is Eczema really all in Your Head? – Dr Magali Bourrel-Bouttaz – Ovadia Editions 2017

Artículos complementarios

Dermatitis atópica: Explicaciones y consejos de nuestros expertos Descubrir
Consejos expertos atopia
Descubre los consejos de nuestros expertos Descubrir
Consejos expertos atopia