Allez au contenu Allez à la navigation

Cabello y cuero cabelludo

Extractos de chats

Compartir

Para saber más de la higiene del cabello y del cuero cabelludo, mire las respuestas de dermatólogos y alergólogos a las preguntas planteadas por internautas en los chats organizados por BIODERMA. 

 

La pérdida de cabello unas semanas después de dar a luz es algo común y normal. Durante el embarazo, el cabello se encuentra casi en su totalidad en fase de crecimiento (fase anágena). Después del parto, este fenómeno termina y se presenta una mayor proporción del cabello en fase de caída (fase telógena). La caída es un suceso fisiológico que puede perdurar si hay una deficiencia de hierro, la cual puede controlarse. Si la caída sucede en particular durante el lavado, cabe aclarar que esta no es la causa, y el producto debe emplearse como de costumbre.

Hay que ver si los factores externos pueden ser responsables de estos cambios: champús agresivos, fuentes de calor excesivo o cepillado intenso, oclusión (por el uso de sombrero, gorra, casco ...).

 

La alopecia androgenética (pérdida de cabello) en la parte superior del cuero cabelludo (vértice) puede estar relacionada con factores hormonales y el envejecimiento. Este fenómeno está en efecto influenciado por la herencia, pero no de forma exclusiva. Por otra parte, las permanentes podrían eventualmente favorecer una caída del cabello si son agresivos y recurrentes.

Una dieta equilibrada es más útil que los suplementos alimenticios. Un tratamiento hormonal prescrito por un médico puede mejorar la condición del cabello durante la premenopausia. Por otra parte, la coloración debe ser lo más suave posible.

El sol seca y decolora el cabello. Por otra parte, el cabello es en sí una protección solar, si se ha perdido cabello, debe protegerse el cuero cabelludo, al igual que el resto del cuerpo, del daño potencial del sol.

 

Por supuesto, el cabello también requiere protección. Los aceites protectores con índice de protección solar están disponibles en farmacias o en su peluquero.

 

El cabello debe lavarse cuando esté sucio. Si se justifica el uso de champú a diario, esto no representa un problema cuando el producto utilizado sea suave (por ejemplo, el syndet de la gama Nodé). Si el cabello es muy graso y lo aplica una mujer que esté tomando anticonceptivos, deberá buscar una alternativa.

 

Se trata de un concepto antiguo que no es totalmente falso. No obstante, su efecto sigue siendo muy moderado.